martes, 14 de agosto de 2012

Animal Practice: Y el Emmy se lo lleva el mono.

Segundo piloto de la temporada y segunda comedia que pre-estrena la NBC. La cadena ha intentado aprovechar los Juegos Olímpicos y sus audiencias estratosféricas con tal de arrastrar espectadores a dos de sus nuevas apuestas para este otoño. Go On (de la que hablo aquí) y Animal Practice (de la que hablaré a continuación). Mientras la primera era bastante entretenida y tenía su gracia, la segunda no parece llegar al nivel de la otra. Pero veamos qué ha sido este piloto animal.

La serie, que parece una parodia de House, Scrubs y Childrens' Hospital, sigue al arrogante Dr. George Coleman (Justin Kirk), uno de los mejores veterinarios que existen y director del Crane Animal Hospital, quien por mucho que ame a los animales, odia a la mayoría de dueños (a no ser que sean atractivos y del sexo opuesto). Los problemas para George llegan cuando Dorothy Crane (Joanna García-Swisher), nieta de la fundadora del hospital, vuelve tras la muerte de ésta para dirigir el hospital y poner un poco de orden y control en los efectivos pero poco ortodoxos métodos del Dr. Coleman.


El personal del hospital de animales está lleno de clichés ya visto en otras series. El emocional Dr. Yamamoto (Bobby Lee); el Dr. Doug Jackson, el (único) amigo pringado y tímido de George; la extraña Angela (Betsy Sodaro), quien me recuerda a Creepy Carol de Breaking In y Juanita (Kym Whitley), la típica enfermera afroamericana con mucha mala leche. Nada nuevo, excepto un último personaje especial.

Pese a que me dejó muy frío, una vez reposado, las sensaciones que se desprenden del piloto son algo dispares debido a dos factores. Por un lado, el humor surrealista que se muestra es pobre y los gags que se suceden no son muy efectivos y apenas tienen gracia. Un par de ejemplos de escenas WTF son las carreras de cobayas a lomos de tortugas o el seguimiento de carreras de caballos mientras se está en consulta. Por el otro lado está el Dr. Rizzo, un mono que también forma parte del personal y que aunque sirve como trampa para atraer y convencer a los espectadores, tiene su factor adorable. Tiene sus puntazos (el momento mini-ambulancia) y a muchos nos viene a la cabeza Community, ya que era Annie's Boobs, el mono de Troy que se escapó y empezó a vivir en los conductos de ventilación, aunque ya ha aparecido en cantidad de películas como la saga Noche en el Museo o Resacón 2.


En cuanto a la trama, parece que George y Dorothy, quienes ya estubieron juntos, van a tener la tensión sexual esencial de toda comedia que se precie actualmente. Una tensión sexual que irá acompañada de los intentos de Dorothy de acercar a George a la raza humana que tanto desprecia y hacer que cambie de opinión. Algo muy parecido a lo que seguramente pasará con Go On y que demuestra la "gran originalidad" de los guionistas a la hora de desarrollar las comedias. 

Y hasta aquí lo que ha dado de sí el piloto de Animal Practice. No sabremos si les saldrá bien la estrategia de estrenarla tras la ceremonia de clausura de Londres 2012, pero al menos 12,8 millones de espectadores (y con un 4,1 en demos) han visto el piloto, por lo que ya ser verá si vuelven o no en septiembre. Yo no creo que vuelva, a no ser que los guionistas se inspiren y la conviertan en una buena comedia. Algo poco probable.

NOTA:

¡Gracias por leer esta entrada! Si ya has visto el piloto de Animal Practice, puedes comentar aquí abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada