miércoles, 17 de octubre de 2012

Emily Owens MD: High School Hospital

The CW ha estrenado 3 nuevos dramas esta temporada. Del piloto de Arrow ya hablé ayer y el de Beauty and the Beast no creo ni que lo vea ya que se trata de un procedimental policiaco. Pero la serie que nos ocupa hoy es Emily Owens M.D., una dramedia médica omniprotagonizada por la hija de Meryl Streep, Mamie Gummer como la interna Emily Owens. El lema de la serie es que los hospitales son iguales que los institutos y en este caso razón no le falta, pero eso no es suficiente para convencerme.

La premisa es bastante simple. Emily Owens es una joven que en su adolescencia era de las marginadas del instituto. Ahora, tras pasar por la universidad de medicina, es una interna que empieza a trabajar en el Denver Memorial Hospital junto con Will, su compañero de carrera. Todo tiene buena pinta hasta que descubre que su nemesis del instituto también trabaja allí. Entonces descubrirá que los hospitales son iguales que los institutos e intentará darle la vuelta a la tortilla para no acabar siendo la looser que fue entonces.

Emily Owens (Mamie Gummer) ocupa el 90% de las escenas de la serie y su nombre es el título de la serie, así que tengo una ligera idea de que ella es la protagonista. Una marginada en el instituto, sigue teniendo su "factor geek" y es muy ingenua pese ya haber pasado por lo mismo años atrás. Soñadora, Emily no quiere repetir los mismos fallos pero va a ser que no tiene suerte ya que en el mismo hospital trabaja su archienemiga, la bitch Cassandra Kopelson (Aja Naomi King), quien le tiene echado el ojo al bueno de Will Collins (Justin Hartley), compañero de carrera de Emily, a quien le gusta.


Estos tres trabajan en el Denver Memorial Hospital por un motivo: la doctora Gina Bandari (Necar Zadegan), la primera persona en realizar un reemplazo valvular percutáneo, por si no ha quedado claro todas las veces que lo han dicho. Que si bien es profesional en su trabajo, Gina es todo menos agradable en cuanto a carácter, pese a que le da un voto de confianza a Emily. Por último tenemos a los dos soportes de Emily en el hospital. Uno de ellos es el residente de los internos, el Dr. Micah Ellis (Michael Rady), quien es especialmente amable con ella y la otra es Tyra Granger (Kelly McCreary), otra residente que sirve como guía de la prota y es la hija del jefe del hospital.

Para realizar el piloto parece que los responsables agotaron las existencias de azúcar del estado, porque no puede estar más edulcorado. La positividad brilla por su exceso y la serie se convierte en algo bastante ñoño pese a que quieran meterle la mala leche de Cassandra y Gina. De la combinación de Grey's Anatomy y Mean Girls les ha salido algo muy poco "mean" y con su ración de "anatomy". La serie prometía al principio con los paralelismos entre clases sociales del instituto y secciones del hospital, pero al centrarlo todo en los 6 principales, la serie pierde todo lo novedoso que tenía la idea inicial. Aún así se hace entretenidilla, o almenos el piloto, ya que tiene un ritmo bastante ágil y entre drama y drama de Emily van mostrando los casos "médicos" (porque los hay que tienen más moralidad que medicina) de la semana, con un total de 3 en este primer capítulo. La lástima es que los casos acaban siendo poco relevantes y la vida personal de Emily es tan típica y previsible que acaba igual.


¿Qué rumbo seguirán las tramas? Emily y Micah se irán acercando, de la misma manera que lo harán Will y Cassandra. Tyra tendrá que salir del armario ante su padre y seguirá como consejera y amiga de Emily. Por otro lado, la prota y su némesis seguirán su competición por ganarse el respeto de la doctora Bandari, la primera en realizar un reemplazo valvular percutáneo (sí, me repito, pero en la serie lo dicen más veces aún). Todo esto aderezado con casos semanales, médicos o morales, que en ocasiones harán que valores mejor tu vida o algunas extremidades de tu cuerpo.

Poco más que comentar más allá de que creo que estoy empachado con tanto dulce. Espero que si voy al hospital no me atienda Emily y tenga que acabar consolándola porque Will no le quiere, Cassandra le roba el busca y todas las enfermeras piensan que es lesbiana. Emily Owens M.D. era una serie con una premisa que parecía que iba a jugar con los tópicos del instituto, pero que se queda en una dramedia demasiado ñoña al estilo adolescente de The CW y que no aporta nada destacable.

NOTA:

¡Gracias por leer esta review! Si tú también te has empachado o has degustado este dulce, puedes comentar aquí abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada